Me enteré que los casos de inmigración que están mal manejados desde un principio pueden llegar a ser muy complicados y difíciles de manejar y esta fue mi experiencia. Yo habría sido deportado a Perú desde hace ya mucho tiempo en lugar de ser un residente permanente como lo soy ahora si no hubiera sido por ALIF. El ICE me detuvo en tres diferentes ocasiones y listo para ser deportado.  En cada una de esas ocasiones ALIF paró mi deportación y el pasado mes de Mayo de 2011 recibí la famosa “Green card”. Tratare de resumir la situación: En 1996 se me concedió la salida voluntaria por un juez de inmigración. Él sabía que yo estaba solicitando una aplicación de certificación de trabajo por eso el juez me dio ocho meses para salir voluntariamente. Quince días antes de la fecha de salida presenté una solicitud para  una prórroga de tiempo para salir con la oficina del Director de INS. El Director nunca respondió a mí pedido como exige la reglamentación resultando entonces que mi salida voluntaria se haya convertido en orden de deportación. Pero esto no termina ahí; Luego, un juez de inmigración negó mi moción para reabrir mi caso y poder ajustar mi estado migratorio por la certificación laboral y envió su decisión a una dirección antigua a pesar de tener la nueva dirección en la misma moción que negó. Esto complicó aún mas mi situación ya que cuando me entere de la negación treinta días ya habían pasado negándome así el derecho de apelar! A partir de ahí, fue una batalla cuesta arriba pero nunca abandone la pelea. Con las leyes actuales de inmigración es como caminar por un campo minado. Si usted no sabe lo que está haciendo corre el riesgo de que su caso explote y usted sea deportado. Estoy feliz de que mi pesadilla terminó gracias a ALIF. Si algún lector tiene problemas de inmigración ya sea un caso nuevo o muy viejo, le recomiendo que haga una cita y explique su caso. Al final usted estará feliz de haberlo hecho!

D. Fernandez
Los Angeles, CA

 

En 1994 sometí una solicitud de asilo la cual posteriormente fue transferida a la corte de inmigración pero no yo nunca recibí notificación de que había sido puesto en proceso de deportación por INS. Así es que yo sin saberlo tenía una orden de deportación que un juez ordeno en contra mía en 1996 por no haber estado presente en una audiencia ante el juez. Pasaron así varios años hasta que en el 2008, fui detenido por el ICE y listo para ser deportado.  Fue un momento devastador para mí porque después doce años yo me casé y tengo hijos nacidos aquí en Estados Unidos.  Yo tenía mucho que perder! De todas maneras, tuve la suerte de conocer de ALIF.  Mi deportación  fue detenida. Fui puesto en libertad y mi caso con la corte de inmigración volvió a reabrirse.  El tema legal de mi caso tenia que ver con el servicio de la orden de presentar motivos justificativos (OSC) que es el documento que INS sirve a un extranjero para ponerlo en proceso de deportación, las notificaciones de las audiencias y acuses de recibo por el Servicio Postal de EE.UU. notificaciones firmados por terceros.  Bueno, la situación fue realmente compleja. Si usted tiene un caso complicado le sugiero que llame y haga una cita. ALIF le ayudará.

O.Ubillums
El Monte, CA